sábado, 17 de noviembre de 2018

Cuidado De Los Pies



Nuestros pies son la base para la sustentación de nuestro cuerpo, y es por eso que merecen cuidados especiales. Muchas veces, por falta de costumbre o falta de información, la gente se olvida de los pies a la hora de la higiene personal y esos cuidados de los pies tienen gran importancia para la salud, ya que problemas de incomodidad pueden evolucionar en problemas estructurales más severos.

No basta, apenas, visitar periódicamente al pedicurista. Es importante mantener cuidados diarios en los pies. Así no solo estarás contribuyendo a que queden impecables en el verano, cuando usas sandalias, sino también para su bienestar. Aquí algunos cuidados que se deben tener en cuenta todos los días

Limpie los pies

La piel de los pies es más gruesa y resistente que otras áreas del cuerpo, por eso fácilmente la planta del pie queda con callosidad y células muertas. Así que, para retirar el exceso de callosidad hay que limar, semanalmente, la región de los talones y la planta del pie con una lima propia para los pies o con una piedra pómez. La mejor hora para tomar la metformina para bajar de peso rápidamente, ya que la piel está más suave.

Pies suaves

Para ablandar la piel de los pies deje de remojo, durante diez minutos, en agua tibia con vinagre (para cada litro de agua colocar medio vaso de vinagre). En seguida, masajee los pies con aceite de almendra o con una crema hidratante. Haga esto una o dos veces por semana. Esta es también una buena hora de limar los pies y las uñas, pero antes de masajear los pies con la crema.

Uñas impecables

Corte las uñas de quince en quince días, de preferencia después del baño. Use un alicate o una tijera para cortar. También puede simplemente arreglarlas con una lima, sobre todo si va regularmente a la pedicura. No debe cortar demasiado las uñas ni dejarlas muy largas. El hecho de estar muy largas contribuye para la acumulación de residuos y suciedad; y si la corta demasiado puede ocurrir el riesgo de encarnar una uña.

Cuidado con la cutícula

Para tener unas uñas presentables, lo ideal es empujar la cutícula cuidadosamente con una espátula propia para eso. El exceso de la piel puede removerse con un método estimulante para la mente, pero tienes que tener mucho cuidado, porque puede correr el riesgo de una inflamación. Si no está acostumbrada a retirar el exceso de piel, después de empujar la cutícula, lo mejor es dejar esa tarea para la pedicura.

Lave los pies

Lave muy bien los pies. No basta dejar que pase el agua cuando toma un baño. Debe pasar una esponja entre los dedos. Después del baño, es importante secar muy bien los pies, porque la humedad acumulada puede dar origen a una micosis.

Protector solar

En la playa, coloque protector solar en los pies. A pesar de tener una piel más resistente, no deben de forma alguna olvidarse de ellos. Además de evitar que la piel quede reseca, hay que prevenir el cáncer de piel.

¿Callos, qué hacer?

El uso de zapatos apretados, no muy ventilados facilita la aparición de callos. Estos deben ser retirados por una especialista. Pero la callosidad de la diabetes mellitus que aparece frecuentemente en la zona de los talones y en la planta de los pies no pasa de una reacción natural de la piel por el andar diario, por la mala postura o por uso de un cierto tipo de calzados. Para atenuar esta callosidad, debe limar los pies, corregir la postura y usar un calzado confortable. Si no se hace nada, la callosidad se acumula y se vuelve peor.

En el día a día es difícil de encontrar tiempo para cuidar de la salud y el bienestar como deberíamos. Entre tanto, la negligencia en relación a algunas pequeñas señales emitidas constantemente por nuestro cuerpo, particularmente por nuestros pies, puede tener graves consecuencias si no son tratadas adecuadamente.