viernes, 9 de noviembre de 2018

Aprende cómo desintoxicar cada órgano para nunca estar enfermo o cansado otra vez



Nuestro cuerpo no es perfecto, ya que tiende a ser constantemente expuesto a toxinas que pueden generar. Una gran cantidad de enfermedades, por eso siempre debemos mantenerlo en óptimas condiciones para su funcionamiento.

El cuerpo tiene la capacidad de expulsar las toxinas (por medio de vómitos, diarreas, etc.) que puedan perjudicarlo gracias a su sistema inmunológico, sin embargo, en determinadas ocasiones puede que alguna toxina dando como resultado una alteración de nuestros genes, provocando trastornos físicos.

Por otro lado, las alteraciones genéticas pueden ser provocadas por el estrés, parásitos, virus, azúcar, bacterias, y mucho más.

Gracias al sistema inmunológico, el cuerpo puede afrontar muchos de esos problemas, sin embargo, hay una toxina que afecta silenciosamente al sistema, provocando una condición llamada “autoinmune”.

Esto provoca que el sistema inmunológico del cuerpo luche consigo mismo. Esta condición puede ser provocada por la dieta de la persona como: el azúcar, el trigo, los pesticidas, el gluten, alimentos genéticamente modificados que causan indigestión.

El consumo de bloqueadores de ácido como Prilosec o Pepcid, pueden provocar un aumento de pH a más de 3, logrando la detención de pepsina la cual es la encargada de la degradación de las proteínas. Debido a la poca degradación de la comida, el cuerpo acelera el proceso inmunológico, provocando inflamaciones que a la larga pueden convertirse en enfermedades crónicas.

Desintoxica tu cuerpo y fortalece el sistema inmune


Hay formas completamente naturales de expulsar las toxinas de tu cuerpo, fortalecer el sistema inmunológico y evitar enfermedades autoinmunes, y este es el objetivo de este artículo, enseñarte cómo debes hacerlo:

Limpia tu hígado
Puedes utilizar lo siguiente para lograr una buena limpieza de hígado: raíz de diente de león, raíz de bardana, alcachofas, cúrcuma, ajo, remolacha o alimentos fermentados. También puedes usar té, tales como: tulsi o de diente de león. Puedes limpiarlo además tomando jugo de zanahoria o comiendo una tarta de manzana por una semana, finalice con un trago de aceite de oliva con limón.

Eliminar metales pesados
Para esta acción, puedes comer cilantro, alimentos con alto contenido de azufre como el ajo, el repollo, la cebolla y las coles de Bruselas que funcionan como grandes quelantes.

Para eliminar parásitos
incluye ajenjo, clavos de olor, canela, nogal negro, aceite de coco, semillas de papaya o de sandía.

Para limpiar el sistema linfático
debes ser activo, es decir, caminar, correr, hacer ejercicio, yoga y hacer actividades de respiración profunda.

Para limpiar por medio de la piel
puedes estimular el sistema linfático por medio baños de sauna, ejercicios que causen sudoración, yoga o baños de sal.

Limpia tus riñones
Limpia por medio de hierbas como cola de caballo, cápsulas Uva Ursi, infusiones de raíz de diente de león, vitamina B-6. Además, pueden ayudarte también los baños de agua tibia con un poco de limón, magnesio, el jugo de arándano y vinagre de aceite de sidra de manzana. Para limpiar el colon, debe beber mucha agua, dieta a base de vegetales, hinojo, ajo, jengibre. Debe lograr evacuar de 2 a 3 veces al día.

Dieta
Debe centrar su dieta sólo en alimentos orgánicos, es decir, evite el gluten, la soya, los lácteos, alimentos procesados o fritos. Además, no caer en la adicción de cafeína o alcohol. Espero que te haya gustado este artículo y que le saques mucho provecho a estos consejos para limpiar tu cuerpo de toxinas. No dudes en compartir y comentar qué te ha parecido.