viernes, 16 de noviembre de 2018

15 consejos para no engordar en vacaciones



La llegada de estos días de descanso siempre hace ilusión, pero sabes muy bien que si bajas la guardia puedes volver con unos cuantos kilos de más.

Una Semana Antes Y Una Semana Después De Las Vacaciones


1. Tómate una taza de caldo depurativo antes de la comida y la cena. Ingredientes: 3 alcachofas, 4 ramas verdes de apio, 1 puerro o 2 cebollas, las hojas verdes de una escarola y unos cuantos brotes de perejil fresco. Trocéalo todo, ponlo en una olla y cúbrelo de agua. Hiérvelo durante 30 minutos y deja que se enfríe un poco. Tritúralo todo (puedes apartar antes las alcachofas para comértelas luego) y cuélalo. Añade zumo de limón a tu gusto.

2. Cena cada día un alimento del grupo 1 y uno del grupo 2, en cantidad libre, utilizando solamente 1 cucharada sopera de aceite de oliva para cocinarlo (lo puedes hacer a la plancha, hervido, al vapor, al horno o al microondas):


  • Grupo 1: alcachofa, calabacín, espárragos, acelgas, espinacas, champiñones, judía verde o brócoli.
  • Grupo 2: pollo o pavo sin piel, conejo, lomo de cerdo, bistec de ternera, pescado blanco, tortilla de 2 claras y 1 yema, sepia o calamar.


Durante Las Vacaciones


3. Haz 5 comidas al día y no esperes a tener mucha hambre para ir al restaurante o empezar a comer.

4. Empieza el día con un buen desayuno que te mantenga el hambre a raya durante la mañana. Por ejemplo: zumo de naranja natural + café con leche + bocadillo de jamón serrano.

5. Evita los desayunos llenos de grasas y azúcares como los cruasans con mermelada y mantequilla, ya que al cabo de un rato ya volverás a tener apetito.

6. Lleva siempre contigo una botella de medio litro de agua y rellénala 2 veces para acabar la jornada habiendo tomado un litro y medio. Bébela sobretodo entre las comidas y repartida a lo largo del día.

7. Come una pieza de fruta o un yogur a media mañana y a media tarde. Te ayudará a llegar a la siguiente comida con menos hambre.

8. Toma un vaso grande de agua y/o cómete una manzana antes de la comida y la cena. Así calmarás el apetito y podrás escoger mejor los alimentos que más te convengan.

9. Escoge los alimentos frescos o cocinados a la plancha, vapor, brasa, horno o papillote. Evita los fritos, rebozados y salsas.

10. Come sin prisas y mastica lentamente la comida, dejando el cubierto entre bocado y bocado. Acostúmbrate a dejar de comer cuando notes la sensación de saciedad, y no te obligues a acabar lo que queda en el plato.

11. Si vas a un bufet libre, toma una pieza fruta antes de empezar a comer y coge un plato del tamaño de postre en lugar de grande, así no lo llenarás tanto.

12. De todo lo que haya para comer, escoge una sola cosa con la que vas a pasarte (la bebida, el aperitivo, el primer plato, el segundo plato o el postre). Ten en cuenta que no es lo mismo pasarte con todo, que hacer el extra solamente con una de las 5 cosas.

13. Los días que puedas cena solamente fruta y yogur.

14. Aprovecha las vacaciones para relajarte, pasear y hacer un poco de ejercicio.

15. No hagas caso de la voz de las excusas: “Ya que pago, me lo acabo todo”, “Aprovecho ahora, que esto no puedo comerlo en casa”, “Por este trocito no pasa nada”, “Ya haré ejercicio cuando vuelva”, etc. Si sigues estos consejos para no engordar en vacaciones, podrás disfrutarlas sin ningún miedo a subir a la báscula cuando regreses.

¿Cuáles son las cosas que te hacen engordar en vacaciones? ¿Cómo te hacen sentir? ¿Cómo te gustaría que fuese tu relación con la comida durante estos días? Explícamelo dejando un comentario más abajo. Y si te han gustado estos consejos, comparte el artículo con tus amigas.